© Getty Images

El rey Abdalá II de Jordania y la reina Rania, amor a primera vista

8 Jun 2022 | Realeza

El enlace de Abdalá II y Rania de Jordania ocupó la portada de todas las revistas. Fue una boda histórica, difícil de olvidar. La pareja se conoció en 1992 durante una cena, fue un amor a primera vista y seis meses después se comprometieron. En ese momento él era príncipe y no aspiraba a tener en sus manos la corona.

© Getty Images

Rania Al-Yassin nació en la ciudad de Kuwait, en una familia jordana de origen palestino. Con la ocupación iraquí de Kuwait y la Guerra del Golfo, Rania y su familia se trasladaron a Ammán. Es licenciada en Administración de Empresas por la Universidad Americana de El Cairo y, antes de contraer matrimonio con Abdalá, trabajó en Apple y en Citigroup.

© Eric Mathon

© Getty Images

La boda se celebró en el Palacio Zahran en Amman, el 10 de junio de 1993. Para su enlace escogió un vestido del diseñador británico Bruce Oldfield, inspirado en los adornos de los vestidos formales de Sira, expuestos en el Museo Victoria y Albert en Londres. Muy voluminoso, con solapas, bordados en oro y un largo velo de seda difícil de llevar debido el viento. Sin embargo, cinco damas de honor se encargaban de que el vestido de la novia estuviera perfecto.

© Getty Images

Bruce Oldfield reveló en su día una curiosa anécdota sobre la novia: el moño de bailarina elegido por la princesa era tan alto que no podía entrar correctamente dentro del coche. Sobre el moño se colocó un velo y, como complementos, se decantó por unos pendientes de gran tamaño. Para la ceremonia, celebrada en los jardines del Palacio Raghadan, Rania optó por otro vestido sin mangas con escote en V y apertura en la espalda, del mismo diseñador.

© Getty Images

Royals de todo el mundo asistieron a la boda, y más de 2000 personas fueron invitadas a las celebraciones. Entre los asistentes se encontraban la Reina Sofía de España, el Príncipe Heredero Mohammed de Marruecos y el Jeque Mohammed Al Maktoum de Dubai.

Tras darse el “sí, quiero” se pasearon por las calles de Ammán en un flamante Lincoln y desfilaron bajo un arco de sables. Una gigantesca tarta de siete pisos y espectaculares fuegos artificiales coronaron la histórica celebración.

© Getty Images

Rania nunca se imaginó ser reina, sin embargo, el 7 de febrero de 1999 Abdalá fue elegido por su padre como sucesor del trono. El 9 de junio fue coronado rey de Jordania, bajo el título de rey Abdalá. En ese momento Rania se convirtió en la reina más joven del mundo con solo 22 años.

La pareja está al frente de la dinastía hachemí, y la reina muestra una vida perfecta en las redes sociales al lado de su marido y sus cuatros hijos (Huseín, Imán, Salma y Hashem). Recientemente, con motivo de su 27º aniversario de boda, Rania le dedicó a su marido un emotivo mensaje:

“Siempre amado en mi corazón… Feliz aniversario a la persona más querida de mi corazón”.

© Getty Images

¿Te gustaría que contáramos la tuya? ¡Escríbenos!

Presume de buen gusto compartiendo este artículo…

Pin It on Pinterest