La boda en invierno de María & Pablo en Madrid

7 Feb 2022 | Sociedad

Aunque María y Pablo habían vivido siempre con sus familias en La Moraleja, y eran prácticamente vecinos, no fue hasta 2017 que se conocieron en un restaurante por un amigo en común. Aunque ninguno dijo nada en ese momento, ambos se fijaron el uno en el otro.

Casualmente, ese mismo fin de semana, para sorpresa de ambos, volvieron a coincidir en unas copas que había organizado el hermano de Pablo en su casa, donde María había acudido con su prima. Después de estar charlando un buen rato, los hermanos decidieron invitar a ambas a Riaza a montar a caballo. Lo que empezó como un día tranquilo, acabó con una costilla rota y María en el hospital por un accidente en la monta. Esto dio pie a Pablo para contactar con ella a diario preocupado por su recuperación, aún sin atreverse todavía a invitarla a salir. Fue finalmente María la que dio el paso de invitarlo a tomar algo y cuando lo hicieron la conexión fue total, ambos supieron que no quería volver a separarse nunca y así ha sido.

 

LA PEDIDA DE MANO

Aproximadamente un año antes de la boda, en las Navidades de 2020, se fueron a pasar unos días a Cabo de Palos, lugar donde María ha veraneado siempre. Después de cenar, cuando en teoría volvían a casa de María, Pablo la sorprendió desviando la ruta hasta el Faro donde, en un emocionante momento para ambos, pidió su mano. La fiesta de pedida de mano la celebrarían unos meses después en casa de María con las familias de ambos. Una fiesta preciosa al aire libre para la cual contaron con los servicios de 101 Catering. Los regalos fueron un anillo para la novia y un reloj de la casa Breitling para el novio.

 

LA BODA EN INVIERNO

La boda se celebró el 18 de diciembre del 2021 en Madrid. “El Paso más importante de nuestras vidas ya que marca un antes y un después. Seremos el uno para el otro toda la vida”, nos confiesa feliz María.

 

PELUQUERÍA y MAQUILLAJE DE NOVIA

Para el maquillaje y peluquería del gran día, la novia confió en María Serrano Parra, “la mejor” nos cuenta María. El maquillaje elegido fue una favorecedora base y colorete, en tonos muy naturales, destacando los preciosos ojos de la novia con sombra en tonos cobrizos con ligero ahumado, sutil eyeliner y rimmel negro. Un maquillaje que sin duda potenciaba todavía más la belleza natural de María. Para el peinado de novia, María escogió una preciosa coleta que dejaba su bonita melena al descubierto. Una coleta a media altura con ondas marcadas, uno de los peinados favoritos de muchas novias.

Para la manicura de novia, María escogió una delicada y bonita manicura francesa con la uña corta y redondeada. Mientras se arreglaba, lució un bonito conjunto de bata de novia y camisón, en tono rosa palo con detalles de puntillas en tono crudo de Diseño 2. El conjunto fue un regalo su hermana Almudena a la que María adora.

 

LAS JOYAS Y EL TOCADO DE NOVIA

Como joyas de novia, María llevó sus anillos de pedida y unos fabulosos pendientes largos acompañando a los dos más pequeños en su oreja derecha. Los anillos se trataban de una alianza de compromiso de brillantes y un anillo de pedida compuesto por un diamante en talla cojín e hileras de brillantes. Los pendientes de novia, junto con el tocado, fueron “su algo prestado”. Se trataba de un espectacular modelo de brillantes, diseñados por la madre de Pablo y realizados a mano por la Joyería Suárez. Unas maravillosas piezas que combinaban a la perfección con el resto del estilismo.

El tocado de novia fue una pieza también prestada, en este caso por la hermana de la novia. Se trataba de un complemento para la cabeza en forma de pasador tipo orfebrería en tonos plata vieja y nacarados que la hermana de María lució el día de su boda.

 

EL VESTIDO DE NOVIA

El vestido de novia fue un diseño de la hermana de María, Tita Trillo Milano. “Era el vestido de mis sueños”, nos relata la novia. Se trataba de un vestido de novia diseñado en dos bonitas piezas. Como base, un vestido realizado en crêpe de silueta ligeramente evasé y en superposición, una blusa con cola confeccionada en georgette. Se diseñó con manga larga, rematada en hilera de botones, y escote delantero cuadrado con ambas líneas verticales redondeadas, una variante del conocido como escote Reina Ana. Para la espalda se escogió un escote en pico a media altura, ideal para la época del año. Un vestido que realzaba la bonita figura de María de una forma estilosa y elegante. En superposición, una segunda prenda confeccionada en georgette de seda con detalles bordados. La parte superior con cuello Perkins y largo a la altura de la cintura, mientras, la parte trasera se abría formando una bonita y larga cola.

 

LOS ZAPATOS DE NOVIA

Como zapatos de novia, María eligió un modelo hecho a medida por el taller artesanal de Jorge Larrañaga. Se trataba de un bonito modelo azul pavo real de terciopelo, ideal también para el mes de diciembre. El modelo tenía tacón alto cuadrado y una ligera plataforma interior. Escote en pico y dos tiras cruzadas sobre el empeine que se abrochaban al tobillo.

 

EL RAMO DE NOVIA

El ramo de novia fue un ramo de estilo silvestre elaborado por Fransen et Lafite, una estilosa floristería en pleno corazón de Madrid cuyos responsables de origen holandés y franco-español irradian buen gusto y estilo. Para el ramo se escogieron tonos acordes a la época navideña en la que se encontraban, siendo los verdes y granates los claros protagonistas. Como detalle, un lazo de terciopelo, a tono con los zapatos, anudado alrededor del tallo, del que colgaba una medalla de la Sagrada Familia.

 

EL VELO DE NOVIA

El velo de novia era un velo sencillo de tul de seda liso. En este caso, María eligió llevarlo de una original pero muy en tendencia forma. Dispuesto sobre la coleta y cayendo a ambos lados de esta, ideal.

 

LA FAMILIA DE LA NOVIA

El padrino fue el padre de la novia. Este vistió chaqué clásico con levita negra y pantalón listado. Como complementos, chaleco azul tinta y corbata a tono con pequeños motivos en blanco y rojo. Tanto la madre de María como su hermana fueron ambas con vestidos diseñados por esta última, la propia Tita Trillo Milano. Para la madre un vestido en tono champagne con superposición de abrigo en terciopelo bordado de tono granate. Tita por su parte lució un vestido de terciopelo en tono berenjena con detalles de pasamanería negra bordados y detalles en tonos morados y buganvilla.

 

LA IGLESIA DE LA BODA

La iglesia elegida para la boda fue La Real Basílica de San Francisco el Grande, una monumental basílica de estilo neoclásico, cuya construcción fue finalizada en el siglo XVIII, que se encuentra situada en el barrio de Palacio, dentro del casco histórico de Madrid. Además de ser la basílica más grande de España, es la cuarta de Europa solo después de Santa María de las Flores en Florencia y de San Pedro del Vaticano y el Panteón de Roma. La decoración de estilo navideño, obra como el ramo de Fransen et Lafite, le daba un toque todavía más espectacular a esta magnífica basílica. La ceremonia fue oficiada por los sacerdotes Don Alfonso y Don Santiago y la música fue a cargo de la orquesta y coro del Grupo Alborada.

Las alianzas de boda fueron unas alianzas clásicas de media caña de oro amarillo de la joyería Terin Gallo. La decoración de la iglesia consistió en decoración de temática navideña con árboles de navidad, flores de pascua y velas a lo largo de todo el pasillo principal. En el interior de esta espectacular basílica se pueden apreciar además de la impresionante cúpula, magníficos óleos de Zurbarán y Goya.

 

EL COCHE DE NOVIOS

Para llegar a la iglesia María lo hizo en un Jaguar antiguo MK10.

 

LOS PAJES DE BODAS

Los pajes de bodas fueron los sobrinos y ahijado de la novia y las primas del novio. Iban vestidos de Marta Ussía. Las niñas con vestidos en tono verde seco y los niños con pantalones del mismo tono y chaquetas grises con cuadros tipo ventana.

 

LOS FOTÓGRAFOS DE BODA

Para las fotos de boda, María y Pablo contaron con el equipo de Click10. María nos cuenta que los conocía a través de sus hermanas y le encantaban, “los mejores de Madrid”. Lo cierto es que se trata de un magnífico estudio de fotografía fundado en 1997 por Patricia Salinero y hoy liderado por su hermana Leticia Salinero quien, mano a mano con su marido, Javier Rovira, se encarga de gestionar Click10, inmortalizando el día más importante en la vida de muchas parejas desde 2017. Sus fotografías son el equilibrio perfecto de técnica y sensibilidad, plasmando cada detalle y cada instante del gran día, sin descuidar la luz, el encuadre o el enfoque, pero tampoco las sonrisas, las emociones, los sentimientos que se agolpan en un momento tan especial. No solo realizaron las fotos, el equipo de Click10 también fueron los encargados de realizar el vídeo de boda de María y Pablo.

 

EL LUGAR DE CELEBRACIÓN DE LA BODA

Para la celebración del banquete de bodas escogieron el hotel The Westin Palace en Madrid. Tenía un significado especial para su familia ya que se trataba del hotel favorito de la abuela de María y del lugar donde siempre celebran sus padres su aniversario de bodas. De la decoración de las mesas también se encargó el equipo de Fransen et Lafite. Se dispusieron centros en las mesas redondas y guirnaldas en las corridas, además de árboles de Navidad y figuras de nacimiento. Las mantelerías fueron blancas con bajo platos metálicos y cubertería y cristalerías clásicas.

De las invitaciones de la boda se encargó Invitarte con un cuadro que pintó la madre de María. Los meseros representaban lugares emblemáticos de Madrid con pequeños cuadros que realizaron la hermana mayor y el cuñado de María, Eloísa y Jaime.

Acerca de la entrega del ramo, María nos cuenta: “Se lo entregué a mi hermana pequeña Almudena y otros dos, que eran muy parecidos, a mis dos primas, que son como mis hermanas”. Para la entrada en el banquete sonó All I want for Christmas is you de Mariah Carey.

 

EL BAILE DE LA BODA

El baile se celebró en los salones del hotel. Lo abrieron María y su padre con un tema de la banda sonora de la Bella y la Bestia. A continuación, los novios celebraron su primer baile de casados con el tema Something Stupid de Frank Sinatra. La música de la celebración corrió a cargo del DJ Iñigo Ristori de All Music Management y sus técnicos. Antes tocó en directo el grupo llamado Fiat café.

Para el viaje de novios contaron la agencia Mundo Expedición. El destino elegido fue el continente americano, en este caso Perú, Colombia y Panamá.

¿Te gustaría que contáramos la tuya? ¡Escríbenos!

Presume de buen gusto compartiendo este artículo…

Pin It on Pinterest