© Infobae  /

La segunda boda de Jennifer Lopez y Ben Affleck: tres días de fiesta y un “dress code” marcado por el blanco

7 Sep 2022 | Celebridades

Tras su primer (e íntimo) enlace el pasado 17 de julio en la ciudad de Las Vegas, la pareja ha renovado sus votos de amor en una súper fiesta de tres días. Más de un centenar de invitados, un discurso emotivo y tres vestidos. Te contamos todos los detalles de una de las bodas más comentadas del verano.

© Gtres

© Gtres

© Daily Mail / BackGrid

Dicen que las segundas oportunidades nunca fueron buenas, pero en el caso de Ben Affleck y Jennifer Lopez parece haber ocurrido totalmente lo contrario. La pareja de Hollywood se ha convertido en una de las más perseguidas este verano y, tras su reciente primer enlace en la fabulosa ciudad de Las Vegas, el matrimonio ha decidido renovar sus votos, pero esta vez a lo grande.

El pasado 17 de julio saltó la noticia: Jennifer Lopez y Ben Affleck se habían dado el “Sí, quiero” el día anterior en Las Vegas. De esa ceremonia apenas conocemos detalles. Tan sólo que la cantante apostó por dos looks muy diferentes. El primero fue un vestido bordado sin mangas, mientras que el segundo -firmado por Zuhair Murad– estaba confeccionado en encaje, con hombros caídos, manga larga, cuerpo tipo corsé y cola. Una boda íntima, pero muy especial, que forjaría el nuevo camino de la pareja de Hollywood. Eso sí, parece no haber sido suficiente.

© JLO

Y es que, tan sólo un par de meses después, el matrimonio ha decidido casarse de nuevo, tal y como habían imaginado durante su primer noviazgo, allá por 2003. Una ceremonia está vez correctamente organizada, cuidada al milímetro y en una ubicación mucho más acogedora: la finca del actor en el estado de Georgia. En esta propiedad de más de 35 hectáreas que Affleck posee en la zona de Hampton Island, una isla formada por un par de riachuelos y el río Conasauga, es donde la pareja soñó en contraer matrimonio hace casi dos décadas.

El protagonista de la ‘Liga de la Justicia’ y la artista de ‘El anillo’ se dieron por segunda vez el “Sí, quiero” en una ceremonia celebrada al aire libre -junto al muelle- en los jardines de la mansión y oficiada por el guía espiritual Jay Shetty. Lo que el destino había separado décadas atrás, volvió a unirse el 20 de agosto de 2022. Esta vez, delante de un centenar de invitados y con todos sus hijos presentes. El paseíllo nupcial lo hicieron acompañados de sus cinco vástagos: Violet, Seraphina y Samuel, hijos de Affleck junto a la actriz Jennifer Garner; y los mellizos Max y Emme, nacidos de la relación de la intérprete con el cantante Marc Anthony.

Bajo el dress code de total white los invitados pudieron formar parte del sueño blanco de la pareja. Minutos antes de la citación de los votos matrimoniales, un emocionado Ben emitió uno de los discursos más recordados en los editoriales. Durante su intervención, el intérprete de 50 años no solo habló de sus sentimientos por la artista, sino que también recordó la primera parte de su historia de amor, hace más de 20 años. “Ben pronunció un apasionado discurso profesando su amor por Jennifer y sus hijos, y dijo que los niños son la bendición y el regalo que sucedió porque no se casaron antes y la prueba de que todo sucede por una razón”, explicó días después una fuente cercana a la pareja en US Weekly. 

© Jlobeauty

© Jlobeauty

© Jlobeauty

© Jlobeauty

Con respecto al vestuario del matrimonio, todas las miradas estuvieron puestas en la artista, quién no dudó en vestir tres diseños diferentes a lo largo del día. Un primer diseño, para la ceremonia nupcial, tipo pañuelo que reinventa un vestido de columna de cuello alto añadiendo un espectacular dobladillo con volantes, firmado por Ralph Lauren. Fue elaborado “con más de 1000 pañuelos cortados a mano y 500 metros de tela que dan forma a volantes, que se cosieron a mano, creando una falda voluminosa y romántica”, explicaba la firma en Instagram.

Después del “Sí, quiero” JLO siguió su ruta de estilo y durante el resto de la ceremonia pudimos verla con dos diseños diferentes, nuevamente firmados por la casa neoyorquina. El segundo vestido era de perlas candelabro adornado con miles de collares de perlas en cascada y una elegante silueta de sirena con un escote en forma de cerradura adornado con cristales Swarovski. El tercer vestido lucía “microplisados de tul de seda, pequeños adornos de perlas y cristal de Swarovski, bordados a mano por un total de 30 personas, durante 700 horas” afirmó la marca de moda.

Una ceremonia de ensueño que duró tres días, con cena, ceremonia nupcial y brunch de despedida y que finalizó con la marcha de la recién casada (de nuevo) pareja hacia su próximo destino de luna de miel. Esta vez en Italia, en el Lago Como, donde su gran amigo George Clooney posee una casa en propiedad. En este mágico enclave la pareja ha sido fotografiada dando un paseo en barco frente a la costa de Tremezzo. Un nuevo comienzo en la mejor postal posible.

© Ralph Lauren

© Ralph Lauren

© Ralph Lauren

© Gtres

© Ralph Lauren

© Ralph Lauren

© Ralph Lauren

© Ralph Lauren

© Ralph Lauren

© Ralph Lauren

© Ralph Lauren

© Ralph Lauren

¿Te gustaría que contáramos la tuya? ¡Escríbenos!

Presume de buen gusto compartiendo este artículo…

Pin It on Pinterest