Marta & Santiago: nada como luchar por el amor para que triunfe

15 Sep 2022 | Sociedad

El comienzo de la historia de Marta y Santiago es muy de película romántica. Ambos eran vecinos en Madrid y, a pesar de tardar en cruzarse algunos meses, en el momento en que se vieron por primera vez él supo que ella iba a ser la mujer de su vida. Desde ese día, cualquier excusa era buena para verla y charlar. Tras largos paseos con los perros, comenzaron su aventura en común.

La pedida no fue para menos, también es digna de un largometraje. Santi le pidió matrimonio el día de San Valentín, a pesar de que no suelen celebrar esa fecha. Organizó un brunch (porque me encantan los desayunos), compró flores, puso músicae, inesperadamente, ¡me lo pidió!” nos cuenta Marta.

Como regalo de compromiso él le entregó un solitario hecho a medida. Más adelante, ella lo correspondió con un reloj Hamilton edición limitada que usó el día de la boda.

Eligieron la Iglesia de Santiago, en A Coruña, para la ceremonia, la más antigua de la ciudad y el lugar por el que pasaban todas las noches paseando a Telmo, su perro. Para la celebración eligieron el Pazo de San Tirso, “cuando fuimos a visitarlo, sabíamos que debía ser allí”, recuerdan. Para las invitaciones y los detalles caligráficos confiaron en Savia Craft.

LA NOVIA

El vestido de la novia era de Jorge Vázquez, un maravilloso diseñador que, además, es amigo de la familia y confeccionó el vestido a medida para Marta.

“La parte trasera llevaba unas flores que él mismo me cosió en casa de mis padres, antes de la ceremonia, encima de la toquilla. Antes del baile transformamos el vestido: me quité la toquilla, me solté el pelo, desmontamos la cola y Jorge me volvió a coser las flores a la espalda del vestido (que era abierta) para que no se perdiera ese impresionante detalle”.

Las alianzas eran de Carolina Herrera, los zapatos -hechos a medida- de Franjul, y el ramo, de Magnolia Concept. Como complemento, Marta llevaba una pulsera familiar con una esmeralda que su abuelo había regalado a su abuela. “Era un modo de tenerle cerca”, nos cuenta Marta. Para el peinado y el maquillaje, confió en el Salón Concept Hair.

 

EL NOVIO

El traje de Santiago era de La Trajería, con camisa y corbata de Carolina Herrera y chaleco de Scalpers. Como complementos lució unos gemelos de herencia familiar, de la parte mexicana de su familia y el reloj Hamilton que Marta le regaló en la pedida.

 

INVITADOS

Los pajes fueron vestidos por la madre de la novia, que siempre se ha dedicado a la moda; llevaban coronas de flores de Magnolia Concept. Las hermanas de la novia llamaron la atención por la elegancia de sus looks. María lució un traje azul marino de Bimani, Carlota un vestido naranja con bordados de Hoss Intropia y Paula un vestido con estampado floral de Moosy Mannit con tocado de Cherubina. Las estolas eran de Bufanda Cuellos &Co.

LA CEREMONIA

“El sacerdote, don Andrés, nos comentó que él se encargaba de llevar una copia de las acciones de gracias. Al llegar la hora de la verdad, no había copia y tuvimos que sacar uno de los móviles donde por suerte teníamos una foto de la hoja. Fue un momento improvisado divertidísimo”.

 

LA CELEBRACIÓN

El banquete lo ofreció el Catering Montesqueiro. La boda fue organizada en su totalidad por los novios con la ayuda de la madre de Marta, que es una gran apasionada de la decoración. De hecho, la vajilla que utilizaron en las mesas era una reliquia suya, un detalle que los invitados valoraron mucho y que a la novia le hizo especial ilusión, ya que era un guiño a una tradición familiar. Magnolia Concept se encargó de la decoración floral, tanto en la iglesia, como en el interior del pazo.

El aperitivo fue amenizado por Pablo Añón al saxofón y Rubén Deschamps a la guitarra: “Tanto a Santi como a mí nos encanta el jazz, no podía faltar el día de nuestra boda”. Pablo además se quedó a la fiesta y actuó junto al Dj, dejando algunos momentos inolvidables. Para el baile, la pareja confió en Dj Dani, quien “encendió bengalas para iluminar la escena e hizo que los invitados disfrutasen desde el minuto uno”. El photocall corrió a cargo de Cuatrofotos.

La luna de miel fue organizada por Candal Tours, “Begoña nos asesoró y organizó un precioso viaje a Dubai y Maldivas. ¡Inolvidable”.

¿Te gustaría que contáramos la tuya? ¡Escríbenos!

Presume de buen gusto compartiendo este artículo…

Pin It on Pinterest